Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» NAVIDAD
Sáb Dic 25, 2010 9:39 am por jose_504

» PARA VENTA IPHONE APPLE 4G 32GB, NOKIA N97 32GB
Jue Sep 09, 2010 5:08 am por appleiphon4g

» como crear un video co windows movi maker
Vie Sep 03, 2010 12:14 pm por jose_504

» ajustar el embrague de tu moto
Lun Ago 23, 2010 7:28 pm por jose_504

» un gorrion de bilbao
Sáb Ago 07, 2010 6:35 pm por jose_504

» problemas de aparcamiento?
Lun Jun 21, 2010 7:38 pm por jose_504

» problemas de aparcamiento?
Lun Jun 21, 2010 7:38 pm por jose_504

» nuevas tarifas del tabaco
Jue Jun 10, 2010 9:52 pm por jose_504

» XISTECILLO En el desierto‏
Lun Mayo 24, 2010 5:15 pm por jose_504


Triumph Bonneville 2008 (prueba)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Triumph Bonneville 2008 (prueba)

Mensaje por lobo el Sáb Dic 06, 2008 10:20 am

El pasado día 1 de febrero me tuve que levantar muy pronto por la mañana para poder coger el primer tren que va a Madrid porque el importador de la marca en España me iba a dejar una preciosa Triumph Bonneville 2008. Cuando llegué a las puertas del concesionario Britania prácticamente me estaba esperando en la puerta Nacho Lacambra, el responsable de las motos de prensa.
Muy amablemente Nacho me ofreció casi todo el catalogo Triumph para 2008, a excepción del bombazo de esta temporada, la Street Triple, que parece que no para en el concesionario ni para quitarle el polvo. Entre las motos disponibles, además de la Bonneville tenían varias Rocket III y alguna Scrambler, pero como ya iba con la idea de la Bonnie, me centré en ella.



Tras una breve explicación de dónde estaba la documentación y de lo que significaban los dos testigos que se ven en el reloj del cuentakilómetros me quedé a solas con ella. La primera impresión es que es una moto larga, pero de una dimensión muy humana. El arranque es sencillísimo, e incluso el estárter parece estar de adorno, porque casi no es necesario usarlo nunca. En cuanto te subes encima de la moto y coges el manillar te das cuenta de que es una moto pensada para ser cómoda, muy cómoda, a pesar de que el asiento puede parecer demasiado fino tiene un “tacto” impecable y comodísimo, ya vayas con vaqueros o con la ropa de agua te permite moverte encima de él pero siempre con el grip suficiente.
Arrancar es tan fácil como meter la llave en la cerradura, seleccionar la posición adecuada (cuenta con una posición de parado, arranque y luces de posición, pero no bloquea la dirección) Coges la maneta del embrague y le das un ligero toque al botón de arranque para que el bicilíndrico cobre vida. El sonido de los escapes Peashoter es muy suave, casi inaudible a pesar de que el programa de gestión de la inyección incrementa el régimen en esos primeros momentos para evitar que se cale. Porque la moto es de inyección, aunque habilmente camuflada para que parezcan unos carburadores Keihin.

La siguiente parada eran las oficinas de Weblogs SL en la otra punta de Madrid, toda una odisea para alguien de provincias como yo que solo conoce de la capital la M40 y poco mas. La suerte es que me oriento muy fácilmente y soy capaz de llegar a sitios insospechados con tres o cuatro indicaciones. Esa mañana, ya eran cerca de las 12, el tráfico no estaba muy congestionado, por lo que pude concentrarme en disfrutar de la conducción de la moto.
El motor en este tipo de ambiente se comporta perfectamente, con mucho par y empujando sin protestar casi en cualquier marcha. La postura ya he dicho que es muy cómoda, tanto, que en muy pocos kilómetros parece que sea la moto de tu vida, esa que llevas montando desde que te sacaste el carné. A la llegada a las oficinas de Weblogs SL comprobé lo que luego sería habitual en todas partes, pares donde pares, la gente te mira, mira a la moto y los mas atrevidos te preguntan que ¿cómo va? o ¿cuanto cuesta?. Es una moto indudablemente de exposición, la aparques donde la aparques siempre hay alguien mirándola cuando vuelves. Y eso que es la Bonnie “normal” porque existe otro modelo llamado T100 que incluye aún más cromados y detalles que la hacen más exclusiva.
Cuando me puse en ruta camino a casa sabía que llegaría de noche, pero no me preocupaba mucho porque los pocos kilómetros que ya había hecho con la moto me garantizaban comodidad y seguridad. Comodidad por lo que ya os he comentado antes del asiento y la posición a los mandos, las manetas ajustables (ambas) y las piñas de interruptores son fáciles de usar y cómodas, sin inventos extraños. Y seguridad por el impresionante tacto del disco de freno delantero, un gran disco mordido por una pinza convencional pero de calidad que permite parar la moto casi con un solo dedo.




En el trayecto Madrid Alicante solo tuve que parar en dos ocasiones a repostar, y en las dos le llené lo mismo, 11,5 euros de gasolina euro súper, que son unos 10,5 litros y dan un consumo que ronda los 5 litros a los cien. ¿Os preguntareis donde está el truco para un consumo así? fácil, rodando a velocidades legales entre 110 y 120 Km/h. La verdad es que se echa en falta una pequeña cúpula o algo más grande que el reloj que monta la Bonnie para que desvíe el viento, pero esto solo es hasta que te acostumbras. De todas maneras, tal y como está el patio con las multas y los puntos, este ritmo de viaje es casi obligatorio, a no ser que no aprecies ni tus puntos ni tu bolsillo, porque la Bonnie es capaz de rodar mucho mas deprisa de lo que realmente parece.
El faro alumbra perfectamente la carretera y te permite ver con la suficiente claridad y antelación lo que pasa delante de ti. Por detrás el enorme piloto de forma elíptica también alumbra con contundencia para que te vean los coches “despistados”. El grupo de intermitencias, que no desentona nada con la línea del diseño de la moto, también alumbra con ganas y te hace muy visible en cualquier maniobra.
Para ser el primer día de prueba casi 500 km no son pocos, pero cuando llegué a casa no estaba en absoluto cansado (bueno algo si, pero por haberme levantado a las 6 de la mañana) prueba una vez mas de lo cómodo de esta moto. La verdad es que me esperaba un fin de semana muy atareado y con muchos kilómetros de por medio.

El segundo día me esperaba una ruta por la carretera de la costa que une Alicante con Valencia hasta Gandia, a ver a mi gente del Scooter Club Alicante que estaban de fin de semana en el albergue de Serra d’Ador. Había quedado con Nacho Marvá en que nos encontraríamos por la carretera de camino hacia allí, porque el iba en su Lambretta mientras que yo rodaba a lomos de la poderosa Bonnie, un par de clásicos en la carretera.





La ruta es una nacional de las antiguas, que pasa por todos los pueblos de la costa, y que te lleva a algunos de los puertos de montaña más míticos de la provincia, como es el Puerto de Benissa y los túneles del Mascarát. En este ambiente, la Bonnie adelanta sin ningún problema a los coches mas lentos en cuanto le insinúas con el puño que quieres correr mas, los frenos se comportan de manera perfecta en frenadas largas, en las que en algún momento te das cuenta de que te has pasado de frenada porque te quedas casi parado a unos cuantos metros antes del punto que tenias estimado. Las suspensiones, que no son regulables más que la trasera en precarga del muelle, pero no protestan en ningún momento cuando intentas rectificar una trazada y siempre mantienen las ruedas en contacto con el suelo.
La anécdota de esta salida es que entre pitos y flautas cuando me di cuenta Nacho y su Lambretta me llevaba casi 50 Km de ventaja, con lo que me tuve que poner las pilas un poco para no llegar demasiado tarde ni demasiado separado de una moto de casi 40 años. Los dos mejores tipos de carreteras para la Boneville son las carreteras nacionales con curvas amplias y las autovías, aunque en estas últimas la falta de protección frente al viento puede acabar pasándote factura si intentas rodar a ritmos “alegres”.




El domingo decidí meter la moto en un terreno un poco mas comprometido, una carretera de curvas ratoneras que me conozco bastante bien y por la que casi no pasa nadie, porque ahora es la vía de servicio de la autovía que va hasta Alcoy. En esta carretera las motos muy potentes no tienen nada que hacer contra una moto ágil o con una moto bien llevada. Por desgracia la Boneville empezó a protestar en la primera curva ya que no es el territorio para el que esta pensada. Las frenadas súbitas para entrar en una curva cerrada no le gustan, y las suspensiones empiezan a descolocarte, con lo que empiezas a acumular errores y a rodar mucho mas lento de lo que quieres. La Bonnie es una moto larga, y relativamente pesada para este tipo de carreteras por lo que en un par de curvas ya te ha dicho a las claras que bajes el ritmo.
Después de este tramo me metí en la autovía adyacente y ahí me volvió a dar todas sus bondades de gran rutera. Hasta que me enganché tras una GSXR que rozaba la velocidad de multa y cárcel para ver que tal. Y de nuevo la Bonnie sacó a relucir su carácter para avisarme de que ese tipo de carreritas no le gustan, porque la Suzuki salió por un desvío de la autovía sin inmutarse ni casi frenar, mientras que la Triumph me obligó a bajar una marcha, frenar y situarla bien en la trazada, y a pesar de todo todavía se retorció un poco en protesta.
Mientras estaba aparcada la moto en casa de mis amigos Pascual y Silvia en Yecla, pude volver a comprobar lo excelente moto de exposición que es, porque a los 10 minutos de estar allí ya habían dos personas mirándola, y mientras estábamos comentando las bondades de la moto, un aficionado a las Triumph paró en medio de la calle el coche y se bajó para felicitarme por la compra que había hecho, porque él ya iba por la segunda Boneville después de haberle hecho a la primera mas kilómetros que el baúl de la Piquer.




En esta salida de sábado y domingo, por recorridos secundarios y de nacional con poca autovía o autopista el consumo se fue a algo más de los 6 litros, pero todavía permitían hacer 170 o 180 km por tanque. He de aclarar que los llenos los he estado haciendo durante toda la prueba en cuanto se encendía el testigo de la reserva, porque al no llevar un aforador con aguja no sabes nunca cuanta gasolina te queda exactamente. Esto no seria importante si fuera la moto que usas a diario y que tienes controlada, pero siendo una moto prestada no me apetecía quedarme tirado por ahí.
Después de este ajetreado fin de semana, quedaba la prueba mas dura, la de ir todos los días al trabajo mezclándome con el tráfico de la ciudad.

Y después del fin de semana de ruta por ahí tocaba la vuelta al trabajo de todos los días. Yo tengo la oficina en el centro de Alicante ciudad, con lo que bajar a diario con el coche es un imposible, por el tráfico y por el aparcamiento. La suerte es que cuento con un aparcamiento prácticamente para mí así que meter una moto del tamaño de la Triumph no es problema.

Tal y como ya pude comprobar en Madrid la Triumph se maneja con soltura entre el tráfico de cualquier ciudad. Le manillar pasa un poco justo entre los retrovisores, pero como llegas muy bien con ambos pies al suelo puedes mover la moto con mucha soltura. Los escasos 205 kilos que dice el catalogo que pesa no se notan aun culebreando entre las filas de coches parados en un semáforo. Solo si quieres cambiar de dirección haciendo una Z te puedes ver comprometido si no apuntas con la suficiente habilidad.




Los retrovisores son una gozada, porque te transmiten todo lo que pasa detrás de ti, incluso cuando es una chica bonita la que pasa por detrás o se aleja por la acera. El motor twin paralelo no vibra casi nada, así que ni el manillar ni los retrovisores no se mueven casi nada. Ahora, el motor calienta con ganas, a pesar de tener un generoso radiador para el aceite y una fontanería de latiguillos metálicos. En algún momento llegas a pensar que te vas a cocer, pero solo si llevas un cuarto de hora en un atasco del que no hay manera de salir por ninguna de las alternativas que conoces.




La prueba del aparcamiento dio el mismo resultado que en los demás sitios, la gente mira la moto, te mira con cierta envidia e incluso te comentan lo bonita que es y lo acertado de la decisión de haberte comprado una moto así. Aquí he de aclarar que yo últimamente no llevo motos especialmente destacables, pero esta semana de prueba ha valido para subir escalones en el escalafón de las motos de mi barrio. Por suerte para mí y para vosotros tengo amigos que controlan bastante el tema de la fotografía con lo que he conseguido que el reportaje fotográfico sea aceptable. Porque nos subimos el jueves a medio día al Castillo de Santa Bárbara, desde donde se divisa todo Alicante y donde pudimos hacer unas fotos muy profesionales gracias a mi amigo CefeSky.




Por fin llegó el sábado, con lo que se me acababa el préstamo y tenia que devolver la carroza antes de que se convirtiera en calabaza y yo en ratón. Así que enfundado en mis mejores galas para el invierno en moto me levanté tempranito para ponerme en ruta hacia Madrid. He de mencionar que hacía muchos años que no pasaba tantísimo frío en la moto, ya que antes de llegar a Albacete me vi envuelto por una densa niebla que bajaba la temperatura considerablemente. Tanto que en el primer repostaje casi no pude desenroscar el tapón del depósito de lo congelados que llevaba los dedos.
Con ese panorama me puse las pilas y haciendo de tripas corazón conseguí llegar a Madrid a la hora estimada para poder devolver la moto. Esto significó un poco más de consumo, pero en ningún momento llegó a pasar de los 6,5 litros a los cien, a pesar de ir un poco por encima de las velocidades legales.

_________________

La felicidad no consiste en hacer lo que uno quiere, sino en querer lo que uno hace

lobo
Admin

Masculino
Cantidad de envíos : 158
Edad : 53
Localización : bosque de caperucita roja
Fecha de inscripción : 27/11/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

enlaces

Mensaje por lobo el Sáb Dic 06, 2008 10:30 am

http://www.pure-triumph.com/catalog/119
http://www.pure-triumph.com/products/453

http://www.pure-triumph.com/catalog/114
http://www.triumph.co.uk/mexico/2756.aspx
http://www.triumph.co.uk/mexico/sixt...x?locale=es-MX

http://www.arpem.com/motos/modelos/t...lle-black.html

_________________

La felicidad no consiste en hacer lo que uno quiere, sino en querer lo que uno hace

lobo
Admin

Masculino
Cantidad de envíos : 158
Edad : 53
Localización : bosque de caperucita roja
Fecha de inscripción : 27/11/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.